¿Qué podemos esperar?

Diccionario de la RAE. Tonto:  (1ª acepción) Mentecato, falto o escaso de entendimiento o razón.

Estudio-análisis no muy profundo de algunos de los grupos (que los hay y muchos) de mandamases.

Al margen de los políticos y militares, también podemos incluir  a empresarios, directivos/jefes, profesores, padres-madres, etc.

Sirva pues, la reflexión para todos ellos, aunque por falta de espació lógico en este articulo, dedicaré el escrito a nuestros ”variopintos” políticos… Para el resto, tiempo habrá, es cuestión de prioridades.

Me viene como anillo al dedo, las declaraciones del FMI (Fondo Monetario Internacional) reconociendo (esto si es novedad) que se habían equivocado con las “recomendaciones” (otro eufemismo) propuestas a Grecia, posteriormente a Portugal, España, Italia, etc.

Impuestas “recomendaciones” bajo la indomable batuta de la Sra. A. Merkel.  Debemos decir, que dichas recomendaciones, muchos, (o algunos) ya habíamos dicho y escrito, (y no es por presumir, la cosa es muy seria) que no iba a funcionar, los sabia hasta el “tonto del pueblo”, (dicho como metáfora cariñosa) y ete ahí,  cual está siendo el resultado.

Sí, hasta el más tonto del pueblo, intuía lo que significaba estrangular a tijeretazo limpio la economía, ¿como debemos calificar Vs cualificar, a los súper bien pagados cabezones de estas organizaciones?

Una anécdota (o no tanto) sobre el FMI, cuando el Sr. R. Rato presidia dicho estamento, una persona cercana al PP y residente en aquella época a pocas manzanas de dicha entidad en Washington DC, me comentó, que el Sr. Rato, tenía los días contados en el FMI, ¿Por qué? le pregunté, “Sí, lo van a echar por incompetente y vago”.  Bueno, ya sabemos lo que pasó, presentó su dimisión aludiendo una más que rocambolesca excusa.  Su antecesor el francés Strauss-Kahn, y el extravagante lio con la camarera del hotel, otro modelo de inteligencia. Rico sí, pero bastante tonto tambien ¿o no? Los ejemplos podrían ser interminables.

¿Sabéis lo que nos cuesta mantener el FMI (Fondo de Memos e Idiotas) y estamentos similares? mejor no echar cuentas.

Vayamos a territorios más cercanos, ya ciñéndonos a nuestro país (Spain) y por orden de importancia, trataremos algunos aspectos de los que nos ¿gobiernan?  Tenemos un presidente del Gobierno, reconozcámoslo, bastante “vaguillo”, con un grupo de ministros que más parece un gallinero, con aves a cuál más rara y tonta. (Conste que el gallinero de ZP, no fue mucho mejor) Aunque superar la “cortedad” intelectual, moral y en algunos casos zafiedad del Sr. Aznar, Arenas, Zaplana, Montoro, Bañez, Wert, Cospedal, (lo de esta Sra. no tiene precio) etc. etc. (perdón, ya sé que me dejo algunos, pero es que la lista superaría con creces el espacio lógico de un artículo),  es de record olímpico. En esto, hay que reconocer que el PP, aunque puede que algunos le sigan de cerca, no tiene rival. A cada cual lo suyo. (Ver mi articulo: Del franquismo al “joputismo”)

Se puede pensar, que me estoy excediendo en mis calificativos, no suele ser mi estilo, tambien hay quien puede pensar, si, tontos, pero bien que se han colocado/enchufado con las indecorosas prebendas correspondientes, o, no serán tan tontos cuando la mayoría tienen estudios universitarios, etc. (y muchos, no lo olvidemos, portan como titulo más relevante, ser “hijos de papá”)

Todo lo expuesto puede ser cierto, pero en un partido político, se puede medrar siendo tonto, (sé muy bien de lo que hablo) pero que muy tonto.  Para ser mandamás en un partido, lo necesario es ser “trepa” (salvo alguna excepción)  Y para sacarse  una carrera, o inflarse a ganar dinero, no es necesario dejar de ser tonto. Se puede ser tonto y a la vez otra “cosa”. Dejo a la imaginación del lector la lista  de “habilidades”.

Para afirmar que, en general nuestros políticos son tontos, me baso en la indiscutible “teoría de la evidencia”. Muestras de ello nos las dan a diario, solo tienen  que abrir la boca, por no pensar en los despropósitos/desmanes que cometen cuando actuan estando en el poder.

¿Y que es para mí ser tonto/a? Al margen de lo que indica la RAE, con cuya definición estoy de acuerdo.  Porque habrá que justificar la teoría,  ahí van algunas, no todas, de las virtudes requeridas: (la mayoría sacadas de las actuaciones del “insuperable” PP)

  •  Creen que el resto de la humanidad son tontos ( o más que ellos)
  • Creen que son más inteligentes que el resto de los mortales (votantes)
  • Hablan al personal, como si fueran tontos (tampoco negaremos que haberlos haylos)
  • Piensan, que todo lo que dicen, todo el personal se lo cree.
  • Les gusta (les suliveya) que les hagan la pelota.
  • Aparentan complejo de superioridad, cuando en realidad, en el fondo es de inferioridad.
  • Mienten sabiendo que mienten y creen que nadie se da cuenta que mienten (bueno, algunos no se dan cuenta)
  • Piensan, que lo que “es”, es lo que dicen.
  • Solo piensan en ellos y en su poltrona (además de tontos son malos)
  • No se enteran ni se preocupan del bien común. Viven en su “mundo”, no escuchan al pueblo llano, el que más necesita de ellos.
  • Los corruptos, son tan tontos que piensan que nunca los cogerán. (bueno, alguno, con la ayuda de algún listo, se va librando)

Y ya no sigo.  Pero veamos, nuestros políticos, ¿son tontos o no?

Y de los tontos ¿qué podemos esperar?  Pues ¡TONTERÍAS!, pero en este caso, con resultados lamentables para muchísimas personas.

Remato, serán listillos, se lo saben “montar bien”, tendrán estudios, se creen más que los demás, pero además de todo “eso” ¡son tontos!  Así no va…

Aunque pueda no parecerlo, afirmo que el artículo es muy serio…

¿Cuánto falta para las proximas elecciones?  Es igual, seguiran mandando los tontos… no lo dudo, ¿O sí? espero que en esta ocasión, el cambio se produzca, pero los veo venir desde ahí, desde mi Azotea.  Pero entonces, ¿quien escoge a los tontos?  Buena pregunta proclamo…