La increíble historia de los gemelos que ponen en jaque a la ciencia: son “iguales, pero diferentes” No comparten todos los genes.

A veces conviene seguir los avatares científicos.  Detrás de los más relevantes descubrimientos, se encuentran miles de horas de trabajo, a veces, para jalonar un muy pequeño escalón que nos conduzca a un futuro y nuevo descubrimiento.  Esta tarea no está tampoco exenta de dificultades y controversias, aunque parezca mentira, también en la  ciencia “real” las hay, generando, como en el caso que os presento, alguna “distorsión paradigmática”.  Pero la ciencia sigue imparable, como debe ser. A continuación  una curiosa e interesante noticia del mundo de la ciencia. Cito fuentes.

Londres (EFE).- Investigadores estadounidenses y europeos descubrieron una pareja de gemelos que son idénticos por el lado materno pero comparten únicamente la mitad de los genes aportados por el padre, informa la revista científica Nature en su edición de Internet. Los gemelos “semi-idénticos”podrían ser resultado de la fusión de dos espermatozoides con un único óvulo, en la que cada espermatozoide aportó genes a cada niño, explican los científicos, que destacan que se trata de una forma de gemelos inédita.”Su parecido ocupa un lugar intermedio entre los gemelos idénticos y los mellizos”, dijo a Nature la genetista Vivienne Souter, del Centro Médico Banner Good Samaritan, de Phoenix, Estados Unidos. Los investigadores estudiaron la estructura genética de los dos hermanos porque uno de ellos, que nació con ambigüedad genital, resultó ser hermafrodita (cuenta tanto con tejido ovárico como testicular), mientras que el otro era anatómicamente un varón.Los científicos destacan que probablemente este tipo de gemelos sea muy poco frecuente, y su existencia y descubrimiento dependieron de que se dieron varias circunstancias inusuales. En primer lugar, que un óvulo fecundado por dos espermatozoides se convierta en un embrión viable; en segundo lugar, que ese embrión se divida para formar dos gemelos, y en tercer lugar, que los niños llamen la atención de la comunidad científica.
Inesperado “Es importante que entendamos que esto puede ocurrir, pero es extremadamente poco probable que veamos alguna vez otro caso”, dijo Charles Boklage, experto en gemelos de la Universidad de Eastern Carolina en Greenville (EE.UU.). Los bebes fueron concebidos y nacieron con normalidad, y su crecimiento y capacidades mentales parecen normales. Los mellizos se forman cuando dos óvulos son fecundados por dos espermatozoides, lo que da como resultado dos embriones diferentes. En el caso de los gemelos, un solo óvulo es fecundado por un espermatozoide y el embrión se divide posteriormente para dar lugar a dos bebes. Ocasionalmente, dos espermatozoides pueden fecundar un único óvulo, un fenómeno que se conoce como “doble fecundación”, lo que se cree, según Nature , que ocurre en el 1% de las concepciones. Sin embargo, los embriones creados de esta forma raramente sobreviven.Los detalles de este descubrimiento aparecen publicados en el “Journal of Human Genetics” y fueron difundidos a través del sitio de la web de la prestigiosa revista científica “Nature”. El hallazgo fue firmados por Mijail Golubovsky (Universidad de Duke, Durham, Carolina del Norte, en EE.UU.), Vivienne Souter (Centro Médico del Buen Samaritano Banner, Phoenix, EE.UU.) y David Bonthron (Universidad de Leeds, Reino Unido). Los análisis genéticos demostraron luego que los dos niños eran quimeras (en biología, organismos compuestos de tejidos de tipos genéticamente distintos), ya que las células de su organismo no estaban constituidas por el mismo material genético.Este descubrimiento plantea numerosas cuestiones y pone en duda un dato que se tenía por esencial: la imposibilidad de observar en la especie humana el fenómeno de la polispermia, caracterizada por la fecundación de un mismo óvulo por más de un espermatozoide.   Fuente: Clarín.com

Debo añadir que, según algunas noticias que he leído, algunos médicos e investigadores, dudan de la veracidad de esta noticia. Cada cuál da sus argumentos, pero más que demostrar que no es posible, se limitan a basarse en los paradigmas (¡otra vez los paradigmas!) que sobre el tema siempre han prevalecido.

Y digo yo, ¿Quien tiene la razón? Ya vemos que en mundo de la ciencia, también hay sus más y sus menos. Yo, como ignorante en el tema, me limito a escuchar y esperar…