… y deja de ser como una hoja llevada por el viento  sin destino previsible.

¿Crees que tienes un real control sobre tu vida? Si quieres tomar el control de tú vida, deberás dar un primer paso.  Este paso, si aún no lo has dado, es “imprescindible”.   Estoy hablando de objetivos.  Los objetivos dan “sentido” a la vida.  Los objetivos, te dicen donde quieres ir, y por lo tanto el camino a seguir, es decir, las acciones a realizar para llegar al destino que tú decidiste.  Debes marcarte objetivos personales y profesionales, y procurar que ambos sean compatibles.  Estas, son algunas de las características que deben tener los objetivos:

Claros ➡  Que no admitan varias interpretaciones.

Ambiciosos  ➡  Que su consecución te produzca satisfacción

Medibles  ➡ Que se pueda saber con certeza si lo has conseguido o no

Acotados en el tiempo  ➡  mes, año, etc. (con fecha de caducidad)

Alcanzable  ➡  No te pongas metas inalcanzables.  Producen estrés y frustración.

Escritos  ➡  Un objetivo, si no es escrito, es solo una “intención”.  No compromete.  Por lo tanto, no sirve como objetivo.

Recuerda, vivir sin objetivos, es como iniciar un viaje a ninguna parte, que es tan difícil de conseguir, como volver de un lugar que nunca estuviste.

Ten muy presente, que si tú no te marcas objetivos, “alguien” te los estará marcando, piensa en la TV, la publicidad, etc.   O tú decides dónde quieres ir en la vida, o alguien te llevará a algún lugar.  A un lugar dónde posiblemente no seas muy feliz, o, no todo lo feliz que podrías ser y que tú te mereces.

Además de marcarte tus objetivos, puedes ejercer un sistema de control sobre tu día a día, que te ayudará a tener una sensación de control sobre tú vida y reducir tú nivel de estrés. Algo de lo que todos vamos bastante sobrados….

Propongo trabajar sobre la siguiente tabla.  También puedes hacerte otra a tu gusto, ya sabes… sobre gustos…

CONTROLANDO LA SEMANA

Anota en la columna “Horas actual”, el tiempo que dedicas en la actualidad a estas actividades, y en “Horas objetivo”, el tiempo que desearías dedicarle.

  • Puedes cambiar o añadir las actividades que desees.
  • Sería muy interesante que comentases tú plan con las personas implicadas.
  • Pide ayuda para conseguir tus objetivos.
  • Ponte una fecha de inicio. ¡Ya!
  • No consientas que tu planificación se convierta en una rutina.
  • Dentro de cada actividad principal, introduce variantes.
       ACTIVIDAD Horas. actual Horas objetivo
Dormir
Jornada laboral
Con toda la familia
Hijos
Pareja
Estudio
Ocio / hobby
Deporte
Total horas semana 168 h 168 h

↳ Si lo deseas, puedes descargar la tabla  “Actividades/objetivos semanales” , y así ya no tendrás excusas para dirigir un poco mejor de tu vida. !Venga ya, anímate a marcarte objetivos personales y profesionales!

Atiende la reflexión de un Transeúnte Viajero.

Ahora son unas buenas fechas para iniciar ese cambio que te propongo.   La excusa del nuevo año, es un buen motivo.   Muchas, muchísimas personas lo hacen.  Son los buenos deseos de cambio con el nuevo año. Si cada nuevo deseo, cada promesa de cambio se convirtiese en un copo de nieve, cada uno de enero, aparecerían nuestros campos y ciudades cubiertas por un grueso y maravilloso manto de “esa nieve”.  ¿Os lo imagináis?

Pero la vida sigue.  Los días pasan, y pasan las semanas ¿y que ha sido de aquel bello manto de buenos deseos en forma de nieve?  ¿Cuántos copos ya se deshicieron y en “nada” quedaron?  Es probable, que algunos de aquellos copos en forma de objetivo, se depositasen en un jardín con buenas y resistentes (a las excusas) semillas.  Esos copos convertidos en agua, regaran esas semillas, convirtiendo a esas personas, en seres seguros de si mismos y dueños de su destino.  Otros, se habrán diluido y habrán sido “engullidos” por la estéril “tierra de las excusas”.  Una de ellas a buen seguro será…“es que no tengo tiempo”.

Preguntas sin mala leche:

– ¿Cuántos proyectos o ideas de hacer algo interesante/importante, no las has iniciado o logrado porque te has “dicho” que no tenias tiempo”?

– ¿Cómo habría cambiado tu vida si las hubieses podido lograr?

*Es un extracto del articulo que he publicado en la revista “Trena i peu” de L`Arboç