Uno de los nuevos “tributos” de la modernidad, la tecnología y la globalización.

Toda una secuencia de magníficos hitos en el desarrollo de la tecnología, que algunos se han convertido y otros parece ser que se convertirán, si no lo remediamos en un monstruo incontrolado y devorador de personas.

Veamos algunos ejemplos de lo que es capaz de hacer la especie humana con algunos de sus magníficos inventos.

Empecemos por uno paradigmático. Alfred Nobel, inventor de la dinamita.  Nobel siempre pensó en lo que podía ayudar este “producto” en las tareas de realización de obras públicas o en la extracción del carbón, evitando grandes esfuerzos para remover grandes cantidades de tierra, piedras, carbón, etc.  Sí, eso también se hizo, pero ¿cuál fue el uso principal? sin duda su utilización asesina en la guerra. Nobel horrorizado por el uso y consecuencias de su invento, decidió, a modo de desagravio, crear los famosos premios que llevan su nombre.

La energía atómica fue descubierta, y se pensó en su utilización en el campo médico como sistema terapéutico y de diagnóstico,  que les pregunten a los pobres de Hiroshima (a los que quedaron) el resultado del curioso uso de ese avance científico/médico, y para no asustar con más ejemplos, otro gran invento;  ¡la televisión!, y ahora tenemos una generación con más de la mitad de niños estresados y neuróticos que llenan las consultas de los psicólogos.

Como podemos observar, el problema no está en el invento “en sí”, sino en el uso que los humanos acabamos haciendo de ellos.

Y ahora tenemos Internet, y entre otras funciones, hoy vamos a remitirnos al uso de las redes sociales.

En los últimos tiempos, he dedicado muchas horas a navegar/husmear/estudiar por las más importantes redes sociales y visitando multitud de blogs.  Desde luego, no ha sido un estudio con validez científica.  Pero una vez analizado desde mi Azotea,  una idea bastante cabal de lo que se cuece, si tengo.

He podido comprobar a la vista de mis análisis, que estoy bastante en la “línea” de opinión de otros estudios más “potentes” y de gran fiabilidad que se han realizado recientemente. En esta ocasión, presentaré uno de ellos,  un muy serio y reciente estudio, pienso también que muy “didáctico”, que trata sobre estas redes , centrando su atención por su magnitud, en Facebook.

Es muy probable, que muchas personas que lean este estudio, no estén de acuerdo con los resultados expuestos.  Se trata de que hagan otro estudio más fiable y nos lo presenten. Quede claro, que se trata de una encuesta, muy fiable, pero que no conviene generalizar o darse por aludido, pero sí que, al menos yo, invito a pensar sobre el “monstruo” en cuestión y el uso que hacemos-hacen del mismo esos millones de personas.

El extracto del estudio al que hago referencia (cito la fuente) sentencia que de los usuarios de estas redes: “Una de cada tres personas se sintió peor y más insatisfecha con su vida.

Ser testigo de las vacaciones, la vida amorosa y los éxitos laborales de los amigos en Facebook puede provocar envidia y despertar sentimientos de tristeza y soledad, según investigadores alemanes.

Un estudio elaborado conjuntamente por dos universidades alemanas descubrió una envidia desenfrenada en Facebook, la mayor red social del mundo, que tiene más de 1.000 millones de usuarios y ha creado una plataforma sin precedentes para la comparación social.

Los investigadores descubrieron que una de cada tres personas se sintió peor y más insatisfecha con su vida tras visitar la página y que la gente que simplemente echó un vistazo sin contribuir fue la más afectada.

“Nos sorprendimos por la cantidad de gente que tiene una experiencia negativa a causa de Facebook ya que la envidia les hace sentirse solos, frustrados o enfadados”, dijo a Reuters la investigadora Hanna Krasnova del Instituto de Sistemas de Información de la Universidad Humboldt de Berlín.

“Por lo que hemos observado, algunas personas dejarán Facebook o al menos reducirán su uso”, dijo Krasnova, aumentado la especulación existente en algunos mercados sobre que Faceebok podría estar llegando a un punto de saturación.

Los investigadores de la Universidad de Humboldt y de la Universidad Técnica de Darmstadt descubrieron que las fotos de vacaciones eran la principal causa de resentimiento y más de la mitad de los incidentes de envidia eran provocados por estampas vacacionales en Facebook.

La interacción social fue la segunda causa común de envidia ya que los usuarios comparan cuántas felicitaciones de cumpleaños reciben con las que obtienen sus amigos en Facebook y cuántos “me gusta” o comentarios hay en las fotos o entradas de los demás.

“El seguimiento pasivo despierta envidia y los usuarios anhelan especialmente la felicidad de los otros, el modo en el que los otros pasan sus vacaciones y socializan”, dijeron los investigadores en el informe “Envidia en Facebook: Una amenaza escondida para los usuarios”, que fue publicado recientemente.

“La extensa y ubicua presencia de envidia en las redes sociales es una muestra de cómo pueden socavar la satisfacción vital de los usuarios”, agregó.

Descubrieron que los treintañeros son los que sentirían probablemente más resentimiento por la felicidad familiar, mientras que las mujeres son las que más envidian el atractivo físico.

Estas sensaciones de envidia provocan que algunos usuarios presuman más de sus logros en la página gestionada por la empresa Facebook para retratarse de un mejor modo.

Los hombres mostraron una mayor tendencia a la autopromoción en Facebook para hacer que la gente supiera sobre sus logros, mientras que las mujeres se centraron en su aspecto y vida social.

Los investigadores basaron sus conclusiones en dos estudios en los que participaron más de 600 personas, cuyos resultados fueron presentados en una conferencia sobre sistemas de información en Alemania.

El primer estudio se centró en la escala, el ámbito y la naturaleza de la envidia provocada por Facebook y el segundo en cómo la envidia estaba relacionada con el uso pasivo de Facebook y la satisfacción vital.

Los investigadores dijeron que los sujetos participantes en ambos estudios eran alemanes. Sin grandes aspavientos, podríamos pensar que en España  algunos aspectos como la envidia  modificaría bastante el estudio, y no para nada positivo, pienso yo…  Pero, seguían opinando los expertos,  esperaban que los descubrimientos fueran aplicables a todo el mundo ya que la envidia es un sentimiento universal, como el posible impacto del uso de Facebook.

Belinda Goldsmith. LONDRES (Reuters) (enlace al artículo)

El tema evidentemente, da para mucho más de lo expuesto.  Se siguen haciendo encuestas y estudios sobre la afectación de estas redes en la vida de las persona.

Ya anuncio que estoy preparando un nuevo artículo, que profundizará en algunos aspectos interesantes sobre la afectación en los comportamientos de las personas y algunas de sus ya evidentes consecuencias.